Un abuelo de cine

Modesto Montoto / Manuel Herrero Montoto

 

Rústica con solapas

14 × 21 cm

184 páginas a una tinta

15 fotografías b/n

ISBN: 978-84-86375-20-1

12,00 €

  • disponible
  • Tiempo de envío 3 - 5 días

Los milagros se dan en cualquier sitio. Por ejemplo, el pasillo de mi casa de Oviedo, en la que nací. La misma en la que falleció mi abuelo. Y ambos, una mañana de niebla y frío de febrero, nos encontramos en el pasillo del milagro. A él lo llevaban frío como la mañana, recién, en su féretro. Y yo en el vientre de mi madre, caliente, con prisa por escapar del biológico presidio y la comadrona detrás provista de la canastilla. Que el ataúd del abuelo y la canastilla del nieto se crucen en un pasillo como embajadores de la muerte y la vida, hombre, sí que es algo excepcional. Pero, lo verdaderamente asombroso, donde de verdad creo que el milagro adquiere su categoría fue por la voz que se oyó en el pasillo, la del abuelo de toda la vida, decía: «¡Cuida de ello!»; luego, el crujido de la caja al cerrarse. Y se completó el prodigio cuando la comadrona descubrió en la canastilla una retina bien conservada y los cuadernos manuscritos del diario del abuelo. Un abuelo de cine, sin ninguna duda.

 

De su retina, de su nutrido archivo fotográfico, el Pueblo de Asturias y su admirable museo dan buena cuenta en publicaciones, exposiciones permanentes e itinerantes, la conservan, a fe mía, tal y como ordenó el abuelo Modesto.

 

De sus cuadernos, cuatro: uno, su infancia (Colegio de Valdediós); dos, la época en la que se forja el abuelo en el arte de lo polifacético (comerciante, mantequero, fotógrafo); tres, sigue el diario con sus afortunados y desafortunados días en la Cuba de 1927 distribuyendo una película rodada en nuestro terruño y de la que es productor: Bajo las nieblas de Asturias; y el cuarto, la desgracia, la guerra civil, donde el lector encontrará a un Modesto Montoto respetuoso con el otro.

 

Salpimentamos el texto con algunas de sus fotos. Disfruten con sus cuadernos, los que guardé en mi canastilla durante una pila de años. El abuelo y yo los cedemos gustosamente.                  

 

Manuel Herrero Montoto



Modesto Montoto

 

Natural de Infiesto, nació en 1875 y nos dejó en Oviedo, en 1950. 

 

Estudió en el Colegio de Valdediós (1886-1889). Posteriormente, se instala en Villamayor (Piloña), dedicándose al comercio y a la industria. Compró una moto con siderar y viajó por todo Asturias pertrechado con mantequilla, sidra y una máquina fotográfica. Con los productos perecederos se ganaba el pan. Mientras su afán fotográfico le permitió entrar en contacto con la sociedad rural asturiana, plasmar en sus placas paisajes, personajes y costumbres. Desde 1914 hasta 1922 se convierte en el reportero del semanario Asturias Revista Gráfica, de La Habana (tirada de 4.000 ejemplares) y sus fotos se convierten en un lazo espiritual entre el emigrante asturiano en Cuba y su tierra natal. En 1927, junto al maestro Julio Peinado, se embarca en la aventura cinematográfica, como productor, con la firma de la Sociedad Asturias Film, dirige Manuel Noriega, se rueda Bajo las nieblas de Asturias. Los años 1927 y 1928 emigra a Cuba, con las nieblas bajo el brazo, y distribuye el film por los salones de Cuba. Gran acogida del emigrante y no emigrante. 

 

Se casó con Adosinda Arias. Once hijos tuvo de este matrimonio. Vivió en Villamayor, donde sufre la Guerra Civil. Posteriormente se desplaza a Oviedo con su esposa y su hija Adosinda. Sustituye la máquina de fotos por la estilográfica y completa el retrato del primer cuarto de siglo de la Asturias rural con este cuaderno.

 

Manuel Herrero Montoto

 

De Oviedo. Nace en 1950 y vive en su ciudad natal.

Estudió Medicina en la Universidad de Valladolid. Se traslada a Asturias y ejerce como médico de Asistencia Primaria. Más tarde se incorpora al programa MIR del Hospital Covadonga y se especializa en Cirugía General y Digestiva. Ejerció como especialista en Cirugía General en el Hospital Álvarez-Buylla. 

 

Compaginó desde joven estudios y Medicina con la Literatura. Su obra abarca distintos géneros y temáticas. Desde la novela social, como El habitante; libros de viajes, Manding y Desde el kilómetro cero; otros en los que se dan la mano el humor y el erotismo, en este capítulo entran Omara la trapecista, Omara en el París de las maravillas y El Grito de Omara. Cabo Juan fue su aportación al teatro.

 

Colaborador habitual en la prensa regional con artículos de opinión.

 

 Y nieto de Modesto Montoto.